Edición Nº: | | Dolar: 72,17/ 77,17

Las pérdidas de Ford llegaron US$ 876 millones en el primer semestre

La multinacional estadounidense anunció que en el segundo trimestre del año tuvo unos beneficios netos de 1.117 millones de dólares, gracias a una ganancia extraordinaria de 3.500 millones por la inversión de Volkswagen en la subsidiaria de conducción autónoma Argo AI.

A pesar de los inesperados resultados positivos del segundo trimestre, un 654% superiores a los del mismo período de 2019, Ford tuvo pérdidas por 876 millones de dólares el primer semestre de 2020 frente a los 1.294 millones de dólares de beneficios de los seis primeros meses de 2019.

Las pérdidas antes de intereses e impuestos en el segundo trimestre ascendieron a 1.900 millones de dólares sin contar la operación de Argo, por la que VW invirtió 2.600 millones de dólares en la empresa. En el semestre, las pérdidas fueron de 2.600 millones.

Ford agregó que sus ingresos se redujeron a la mitad en el segundo trimestre al caer a 19.400 millones de dólares a consecuencia de los efectos de la Covid-19.

En el conjunto del semestre, los ingresos de la firma fueron de 53.700 millones de dólares, un 32% menos que hace un año.

El presidente y consejero delegado de Ford, Jim Hackett, expresó su satisfacción por los resultados alcanzados por el segundo fabricante estadounidense de automóviles.

NOTAS RELACIONADAS:

Las ganancias de Apple volvieron a subir gracias a los iPhones

Ingresos de Twitter cayeron un 19% en el primer semestre

"No podría estar más orgulloso del optimismo y eficiencia del equipo de Ford mientras pasamos esta pandemia. Hemos producido un fuerte segundo trimestre a la vez que mantenemos los unos a los otros seguros, cuidamos a nuestros clientes y vecinos y aseguramos el mañana", agregó.

Ford informó de que terminó el primer semestre con 39.000 millones de dólares en efectivo y espera que las ganancias antes de intereses e impuestos en el tercer trimestre serán mucho mejores.

El pasado 27 de julio pagó 7.700 millones de dólares de una línea de crédito renovable de 15.400 millones de dólares a la vez que extendió 4.800 millones de dólares de sus líneas de crédito renovable a tres años.

Ford cree que la liquidez con la que cuenta en estos momentos "será suficiente para mantener o exceder el objetivo de 20.000 millones de saldo de caja durante la segunda mitad de este año, incluso si la demanda global declina o hay una nueva ola de cierres de plantas relacionadas con la pandemia".

Por regiones, en Norteamérica Ford tuvo unas ventas de 272.000 vehículos en el segundo trimestre, lo que supone una caída del 51% con respecto a 2019, y unos ingresos de 10.900 millones, un 54% menos que hace un año.

En Sudamérica, Ford vendió 14.000 vehículos, un 81% menos que en 2019, mientras que los ingresos ascendieron a 200 millones de dólares, un 75% menos que hace un año.

En Europa, las ventas cayeron un 58% con 154.000 unidades entregadas, mientras que los ingresos se redujeron un 51% a 3.600 millones de dólares.

En China, las ventas fueron un 34% superiores a las de hace un año, con la entrega de 169.000 vehículos, aunque los ingresos fueron un 12% inferiores, con 800 millones de dólares.

En el resto del mundo, Ford vendió 36.000 vehículos, una reducción del 64%. Los ingresos cayeron un 60% a 1.000 millones de dólares.