Edición Nº: | | Dolar: 94,39/ 100,39

Las provincias perderán fondos en 2021 pero recuperarán terreno en 2022

Las 23 provincias y la Ciudad de Buenos Aires se verán beneficiadas en un incremento de 33.433 millones de pesos en lo que les corresponde por Coparticipación Federal, como consecuencia de las modificaciones en el impuesto a las Ganancias a las personas humanas y a las sociedades.

Esa mejora es el saldo acumulado de una pérdida de $6.917 millones en el presente año y un aumento de $40.350 millones en 2022, por el efecto desigual que representa una caída en la recaudación por la suba del mínimo no imponible a la Cuarta Categoría (que comenzó a regir este año) y el cambio en las escalas y valores del impuesto a las Ganancias a las Sociedades (con mayor impacto el año que viene).

La distribución de los recursos, tanto las pérdidas de 2021 como las ganancias de 2022, se relacionan con las alícuotas que cada una de las 24 jurisdicciones tiene dentro del régimen de Coparticipación, incluida la reducción aplicada a la Ciudad de Buenos Aires.

En el caso del impuesto a las Ganancias a los trabajadores en relación de dependencia -la denominada cuarta categoría- la elevación del mínimo no imponible a $150.000 mensuales, la exclusión del aguinaldo y las deducciones especiales para el rango de $150.000 a $173.000, obligaron a modificar las estimaciones iniciales.

De esta forma, la reasignación original de $40.000 millones pasó a $47.569 millones.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. Transferencias a las provincias por coparticipación aumentaron un 36% en abril
  2. La recaudación tributaria se duplicó en abril

Posteriormente, el Poder Ejecutivo envió un nuevo proyecto de ley de modificación del Impuesto a las Ganancias, pero en este caso para personas jurídicas.

La iniciativa establece escalas para la tributación del impuesto según la ganancia neta acumulada, entre el 25% y el 35%.

Para la consultora Aerarium, el proyecto que se encuentra a consideración del Congreso “tiene un evidente objetivo fiscalista, replicando la estrategia utilizada ante cualquier contingencia: incrementar la presión tributaria sobre el sector privado”.

“Esto se traducirá también en mayores recursos coparticipables para las jurisdicciones provinciales y la CABA, aunque se verían reflejados en su mayoría en el ejercicio 2022”, remarcó la entidad dirigida por Paulino Caballero y Guillermo Giussi, que se desempeñaron como funcionarios del Ministerio del Interior durante la gestión de Rogelio Frigerio.

En ese sentido, Aerarium indicó que “los mayores niveles de recaudación por estas modificaciones impactarían en un tercio en el segundo semestre de 2021, ya que las empresas realizan pagos de anticipos del impuesto y liquidan al año siguiente el cierre de las declaraciones juradas anuales, viéndose reflejado en el primer semestre del 2022 los dos tercios restantes”.

De acuerdo con las estimaciones de la consultora, el impacto fiscal global de las modificaciones arrojaría una pérdida de $6.917 en 2021, producto de una caída de $27.092 por la suba del mínimo no imponible y una mejora de $20.175 millones con los cambios que se aplicarían en lo referente a sociedades, en caso de que no haya nuevas modificaciones en el proyecto de ley.

Esa desmejora de 2021 se verá más que compensada con la ganancia de $40.350 millones en 2022, de lo que resultará un saldo favorable de $33.433 millones.

Fuente: NA