Edición Nº: | | Dolar: 98,18/ 104,18
  • Agro
  • Publicado el

Indican que la brecha del dólar podría perjudicar al complejo sojero

El crecimiento de la diferencia entre el dólar oficial y el blue o sus variantes financieras (MEP y CCL) podría frenar las ventas de soja y derivados en los meses que restan para finalizar el año, afectando una vez más a los productores.

Así lo expresaron especialistas del mercado de comercialización agrícola, quienes aludieron a situaciones similares a fines de 2019 y principios de 2020, cuando bajaron las liquidaciones del sector agroexportador de manera sustancial.

En el caso de la soja, debido al peso adicional que representan las retenciones, la brecha que cerca del 90% que existe en la actualidad entre el dólar mayorista y el blue se elevaría a más del 170%, con el perjuicio que representaría en función de la necesidad de adquirir insumos y otros bienes.

Al respecto, de la campaña 2020/21, cuya cosecha ya terminó, quedan por vender unos 18,5 millones de toneladas, que representarían unos 6.200 millones de dólares.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. Afirman que la recuperación vendrá por el lado de los bienes durables y el agro
  2. Cinco empresas realizaron un 65% de las agroexportaciones en el primer semestre

La diferencia entre el mercado oficial y el paralelo, así como la expectativa de una brecha mayor en el mediano plazo, podría desacelerar la venta de soja por parte de los productores.

En ese sentido, Ricardo Baccarin, de Panagrícola, planteó que “si los productores venden su mercadería y resolviesen dolarizar ese importe, deberían recurrir a la compra de dólares alternativos como el dólar bolsa o el contado con liquidación”.

Como además en los últimos meses el dólar mayorista se ajusta por debajo de la inflación, los productores “prefieren quedarse con los granos”, señaló en una entrevista con NA.

La retracción de las ventas de los productores fue puesta de manifiesto por la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportadores de Cereales (CIARA- CEC).

“Luego de un período donde los productores vendieron un volumen de soja muy cerca del récord, casi seis millones de toneladas en apenas seis semanas, y en plena cosecha, ahora se percibe que los productores van reduciendo el volumen de ventas, en forma muy significativa”, señalaron.

Al respecto, CIARA -CEC precisaron que “en cuatro semanas los productores redujeron la oferta de soja de 1,5 millones de toneladas a 500.000 toneladas en términos semanales”.