Edición Nº: | | Dolar: 98,18/ 104,18

La Bolsa tuvo una ganancia cercana a 3 por ciento en la semana

Las acciones de las empresas líderes que cotizan en la Bolsa de Comercio finalizaron la rueda del viernes con una baja de 1,26 por ciento y un Merval situado en los 64.841,23 puntos.

Por su parte, el S&P BYMA Índice General se ubicó al finalizar la jornada en 2.710.880,38 unidades, con un descenso del 1,24 por ciento.

El volumen de negocios operados en acciones fue de 628.23 millones de pesos (unos 6,5 millones de dólares), con 11 subas, 28 bajas y 12 papeles sin cambios en el panel general.

Entre las líderes, las acciones que más perdieron fueron las de Grupo Supervielle (-3,64%), Cablevisión (-2,62%) y Banco Macro (-2,41%).

Por el contrario, cerraron en terreno positivo los papeles de Sociedad Comercial del Plata (1,28%) y Edenor (1,04%).

La plaza bursátil local perdió un 0,2% en la víspera tras ganar casi un 6% entre martes y miércoles. Así, el saldo semanal arrojó un avance del 2,7%.

En el año, acumula un ascenso de 27%, frente a una inflación del 25,3% en el primer semestre del 2021.

Por su parte, las acciones argentinas que cotizan en Wall Street registraron comportamientos dispares.

Entre las ganancias se destacaron Ternium (+3,6%) y Globant (+2,8%), mientras que las pérdidas fueron encabezadas por Despegar (-4,8%); y Banco Macro (-3,3%).

En tanto, los títulos públicos argentinos avanzaron este viernes un 0,2 por ciento promedio en sus cotizaciones en dólares.

El índice de riesgo país de Argentina bajó el 1,1 por ciento, a 1.580 puntos básicos.

A su vez, Wall Street cerró la semana con una sólida jornada de avances en la que los tres principales indicadores alcanzaron cifras récord y el Dow Jones de Industriales consiguió superar los 35.000 puntos al registrar una suba del 0,68% tras recuperarse el mercado de los miedos de una ralentización económica con la subida de casos de Covid-19.

Al término de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones progresó 238,20 puntos hasta 35.061,55, una cifra histórica, mientras que el selectivo S&P 500 subió un 1,01% o 44,33 unidades, hasta 4.411,79, un récord.

El índice compuesto del mercado Nasdaq, por su parte, también alcanzó cifras nunca vistas al ganar un 1,04% o 152,39 enteros y terminó en 14.836,99.

Los analistas apuntaron que durante la semana, tanto el avance de Covid como las altas cifras de la inflación que han venido preocupando a los inversores han quedado en un segundo plano, dado que han llegado a la conclusión de que no afectará a la economía a largo plazo.

"La fortaleza del rally le está comunicando al mercado que lo que está pasando con la inflación probablemente es una exageración, y que muchas de estas cosas no son endémicas y no vamos a tener que vivir con ellas como tuvimos que hacer en los 70 o los 80", explicó el representante de Chilton Trust Nick Frelinghuysen.

El parqué neoyorquino también se vio impulsado por los buenos resultados empresariales de importantes tecnológicas, como Twitter y Snap, que desvelaron sus cifras trimestrales este jueves, en las que superaron las expectativas de los expertos, lo que llevó a un avance de sus acciones del 3% y del 24% respectivamente.

La próxima semana también presentarán sus resultados los gigantes tecnológicos Microsoft, Apple, Facebook y Alphabet (la matriz de Google), lo que ha contagiado de entusiasmo a los inversores.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. El dólar blue continuó la tendencia alcista y se acerca al récord
  2. La Bolsa tuvo una leve caída pero avanzaron los bonos en dólares

El sector tecnológico fue uno de los refugios del mercado durante los peores momentos de la pandemia, algo que según los expertos está volviendo a suceder ahora, con un aumento generalizado de casos de coronavirus a pesar a la intensa campaña de vacunación.

La buena jornada de resultados en otros sectores también ha ayudado al mercado, puesto que un cuarto de las compañías que cotizan en el S&P 500 ya ha presentado sus cifras, y un 88% de ellas ha superado las expectativas, según FactSet.

De mantenerse ese porcentaje de sorpresas positivas, sería el mayor que se registra en el S&P 500 desde 2008.

Por sectores, el de telecomunicaciones fue el que mayores ganancias registró tras subir un 2.65%, seguido del servicios públicos (1,28%), el de bienes de consumo esenciales (1,22%) y el sanitario (1,18%), mientras que sólo registraba pérdidas el energético (-0,43%).

Entre los treinta valores del Dow Jones, las ganancias estaban encabezadas por Visa (2,02%), Home Depot (1,95%) y McDonald's (1,75%), y al otro lado de la tabla Intel (-5,29%) registraba las mayores pérdidas, seguido de Honeywell (-1,47%), Dow (-0,68%) y JP Morgan Chase (-0,15%).

En otros mercados, el oro bajaba a 1.801,90 dólares la onza, el bono del tesoro subía al 1,281% y el dólar perdía terreno frente al euro, con un cambio de 1,174.

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) culminó con una suba del 0,22% hasta 72,07 dólares el barril, un leve avance con el que se cierra una semana en la que el crudo se pudo recuperar de una caída del 7,5% este lunes gracias a las perspectivas de una oferta ajustada.

Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en septiembre sumaron 16 centavos con respecto al cierre de la sesión anterior.

El leve avance del viernes puso fin a una semana de destacadas subas y bajas, que comenzó con un desplome del 7,5% el lunes ante el temor creado por el avance de la variante delta del coronavirus, pero que luego se vio compensado con varias jornadas de importantes avances, ante la posibilidad de que la producción de crudo apenas cumpla con la demanda mundial.

Este miércoles el WTI subió un 4,6% y el jueves un 2,3%, en reacción a los cálculos de los analistas, que apuntan que después de un acuerdo alcanzado por los países de la OPEP+, que la semana pasada pactaron aumentar la producción de crudo en 400.000 barriles al día desde agosto hasta final de año, aun existe la posibilidad de que no alcance la demanda.

Finalmente, la bolsa de Sao Paulo retrocedió este viernes un 0,87%, en contraposición al buen humor en el escenario exterior, y acabó la semana con un descenso acumulado del 0,72%, a pesar de las tres sesiones en verde que registró entre el martes y el jueves.

El índice Ibovespa, referencia del parqué brasileño, cerró la jornada de hoy con 125.052 puntos, en medio de las dudas sobre la economía brasileña y el pesimismo en torno a los datos de inflación de julio, que, según las últimas previsiones, seguirá subiendo.

Los operadores financieros observan con preocupación la escalada de los precios en Brasil, actualmente por encima del 8% interanual, lo que podría llevar al Banco Central a aumentar los tipos oficiales de interés de una forma más acentuada la primera semana de agosto.

En el mercado de divisas, el dólar estadounidense se depreció un 0,03% y cerró cotizado a 5,21 reales para la compra y la venta, en el tipo de cambio comercial brasileño.

En la semana, el billete verde estadounidense ganó cerca de un 2 por ciento frente a la divisa brasileña.

La caída de casi el 1% de este viernes en el Ibovespa rompió además una racha de tres sesiones consecutivas de ganancias que, sin embargo, no fueron suficientes para terminar la semana en positivo.

Además de la incertidumbre macroeconómica, los grandes valores contribuyeron para esa bajada en el parqué paulista, con pérdidas para las acciones ordinarias del gigante minero Vale (-0,51%) y las preferentes de la petrolera estatal Petrobras (-0,59%), entre otros.

También fue una mala sesión para la petroquímica Braskem (-5,56%), la red de supermercados Pao de Açucar (-3,56%), los grandes almacenes Magazine Luiza (-2,80%) y la constructora Eztec (-2,52%).

En la otra cara de la moneda, entre los papeles que más subieron figuraron los de la farmacéutica Hypera (3,65%), Usiminas (1,41%) y la compañía de alquiler de vehículos Locamerica (1,06%), entre otros.

El volumen financiero en el Ibovespa alcanzó los 20.491 millones de reales (unos 3.900 millones de dólares), en un total de 2.759.045 operaciones.

Los títulos más negociados fueron los ordinarios de Vale (-0,51%), los preferentes de Petrobras (-0,59%) y los similares de Bradesco (-1,03%), el segundo mayor banco privado de Brasil.